18/11/16

ART: 40 Picassos perdidos entre el Románico catalán del MNAC




















Conclusiones extraídas de la pasada velada el 16 de noviembre en la inauguración de la exposición Picasso Románico en el Museu Nacional d’Art de Catalunya:

1. Como estrategia de marketing, está bien.
2. Las historietas de la crucifixión y las calaveras igual sobraban.
3. Se exponían 40 obras de Picasso, no 50, como dijeron los señores esos eruditos que hablaron al principio.
4. Había un Cristo en pijama (del Barça, claro) (9a imagen, lo del Barça no se aprecia porque la foto está en blanco y negro).
5. Picasso era un poco putero porque no se fijaba nada en lo que tenía al lado.
6. La Virgen de Gòsol (5a y 6a imagen) no le importa mucho a nadie.
7. A los cuadros hay que ponerles títulos cachondos.
8. Las obras de Sijena, no las moverán, las obras de Sijena, no las moverán lerelereeeeee.

BONUS TRACKS:

9. La Capilla Sixtina en realidad es un poco mierda. Parece un cromo gigante.
10. En Cataluña, todo es demasiado "casolà"; existe una manía por la intimidad, la conversación de escalera de vecinos. No hay frialdad como en los medios de la mayoría de sociedades civilizadas.
11. En este mundo incierto, la única seguridad es la contradicción de los demás.
12. La verdad es la cosa más noble que se puede defender.




Todas las fotografías tomadas el 16 de noviembre de 2016 en la inauguración de la exposición Picasso Románico del Museu Nacional d'Art de Catalunya y cercanías de la calle Consell de Cent, Barcelona, España. Gracias a Martí Sala, Pilar Parcerisas y Emmanuel Guigon. Especial agradecimiento a Alain Moreau (alias Nemo).

Picasso Románico estará en el MNAC hasta el 26 de febrero de 2017.