20/3/14

I decided not to park here

Inspiration:

"Fargo (1996), Joel and Ethan Coen, Coen scenery, Coen talk, Coen looks, Coen states, the Coen way of life, Carl Showalter, Steve Buscemi aka the best, Jerry Lundegaard, William H. Macy, Marge "Margie" Gunderson, Frances McDormand aka the best, Minneapolis Minnesota, Bismarck North Dakota, Nevada (close enough), Minnesota nice, Minnesota accent, "Yah, you betcha", Minnesota home of the legends, The Freewheelin' Bob Dylan cover, Don't Think Twice, It's All Right, Minnestoa native americans, Dakota Sioux tribe,  Ojibwe tribe, Dead Man (1995), cowboys, full winter, huge leather pants, knitting, wandering spirit,  wanderer, Rambling Man, a bit of a loner, charms and talismans"















Zara cap, Mango coat, H&M scarf, woolen vest knitted by grandma, H&M t-shirt, H&M bottle necklace, 
Bijou Brigitte goat ring, Blanco belt, vintage leather pants, H&M socks, Neosens shoes



Aquellos que hayan visto Fargo (1996) más de cinco veces habrán notado cómo la escena del “he decidido no aparcar aquí” (y, bueno, cualquier escena que implicara a Steve Buscemi o Frances McDormand en general. Qué rabia da que esos dos no compartan ni un solo plano en toda la película) parece mejorar con cada visionado. Es posible que semejante apreciación esté contaminada por una ligera obsesión con Steve Buscemi y su noble manera de blasfemar. Pero no tiene por qué; el señor de los tickets de la sonrisa siniestra también hace un papelón.

Siempre que la veo me imagino a mí misma poniendo voz de Steve Buscemi y soltándole el discursito a las señoras con chaleco que viven en los museos y cuya misión vital es bloquearte el paso a las exposiciones de pago, o a los cajeros del Ikea que te cobran esas bolsas de papel de fumar que no aguantan ni una puñetera lámpara JANSJÖ, o a las dependientas del Zara que no te dejan pasar al probador con más de 6 prendas.

“Supongo que te creerás un tipo con autoridad por llevar esa mierda de uniforme. El jefe supremo del ________ (parking/ museo/ Ikea/ Zara), ¿eh? Esa es la máxima aspiración de tu jodida vida; llegar a ser el rey de esta garita. ¡Toma tus cuatro dólares! Vaya mierda de tío…”

A parte de esta inocua fantasía mundana mía, Fargo es mucho más que una reliquia audiovisual hasta la que rastrear los orígenes del normcorismo norteamericano (si no sabéis lo que es el normcore haced click aquí porque estáis más out que los piercings en la ceja); como pasa con todas las películas de los hermanísimos (aunque puede que con esta alcanzaran el cenit de su propia idiosincrasia coeniana), su delicada belleza se atrinchera bajo una capa de 8 metros de mierda amoral, basura de trastero, sangre coagulada, tierra, polvo, gilipollez nivel Courtney-Love-encontrando-aviones-malasios-desaparecidos y/o psicosis nivel lobotomía. Es como envolver un Rolls-Royce en un saco de patatas gigante; a primera vista no parece gran cosa, pero si te acercas y palpas un poquito... Madre del amor hermoso, ¡es un puto Rolls-Royce Silver Ghost! ¡Una máquina perfecta en todos los sentidos!

Gaear Grimsrud (Peter Stormare) y Carl Showalter (Steve Buscemi), el dúo dinámico de Fargo (1996) (la parte 
dinámica la pone toda el pobre Carl). Via: blog

Aquí se muestra una imagen de Carl Showalter (Steve Buscemi) creyéndose muy listo. Via: blog

Margie Gunderson (Frances McDormand), jefa de policia de Brainerd, Minnesota. Una tia cojonuda con C 
mayúscula. Via: blog
El pobre Gaear ya había meado tres veces mientras esperaba al impresentable de Jerry Lundegaard... Via: listal.com
... y tenía sueño. Via: oscarmovs.com
Carl Showalter apunto de desquiciarse y corromperse por completo. "I gave simple fuckin' instructions!", dijo, 
pero nadie le hizo caso... Via: blog
Para este outfit la intención era básicamente disfrazarme de Carl Showalter. Pero me di cuenta de que no tenía ningún jersey de cuello alto de color amarillo crema pastelera (¡mecachis!), así que me vi obligada a darle un par de vueltas más a esta cabecita. Y fue entonces cuando me acordé de Dead Man (1995), que debe ser una de las películas más brillantes y más ignoradas de los noventa; un western contemporáneo que implica a un Johnny Depp pre-Piratas del Caribe (es decir, un Johnny Depp pre-a-ver-qué-hago-en-esta-peli-para-parecer-un-esquizoide-amanerado), Billy Bob Thornton, Iggy Pop disfrazado de  abuelita de Caperucita Roja y musicote en directo desde las entrañas de Neil Young.

La conexión del Medio Oeste norteamericano entre ambas películas estaba más que clara; Minnesota, Ohio, capas y capas de ropa, abrigos de piel girada con borreguito, botas para ir a pastar con las vacas y cosas lanosas en general. Pero con Dead Man podía entrar en el juego boho-índio americano, y colgarme talismanes y abalorios con turquesas por todas partes, fingiendo que tienen algún tipo de significado místico que me comunica con la madre naturaleza y esas cosas tan bonitas que se creían los Sioux. En el cinturón pone Nevada porque pensé que hacía falta introducir algún elemento de vaquero del oeste de verdad, tipo los de Brokeback Mountain (2005), y el chaleco lo hizo mi abuela/artista polifacética, y no os podrías creer lo divino que es si lo vierais en persona.

William Blake reencarnado (Johnny Depp) apunto de morirse en la tradición nativa americana en 
Dead Man (1995). Via: site
Nadie (Gary Farmer) y William Blake (Johnny Depp). Via: toutlecine.com
Johnny Depp a lo boho, pensando en Kate Moss o algo así. Via: blog
El legendario Toro Sentado, hombre de medicina y jefe de la tribu Sioux. Los señores importantes
de verdad no pueden ir por ahí sin sus collares. Via: sonofthesouth.net
Y con esto y con Toro Sentado empiezo a despedirme con gran pesar de los looks invernales. Maldita primavera... Recordad; ¡dejad que vuestro estilo hable por vosotros!

Image and video hosting by TinyPic