14/11/13

I fall in love too easily


Inspiration: 

"Norma Jean, Frank Sinatra films, Kathryn Grayson and her annoying but marvellous soprano voice, Kim Novak, Grace Kelly, Deborah Kerr, the 1950s, Anchors Aweigh, Pal Joey, It Happened in Brooklyn, From Here to Eternity, High Society, timeless stuff, necklaces that always light up simple outfits, I Fall In Love Too Easily"










H&M necklace, vintage earrings, Mango tee, Mango skirt, Mango clutch, 
Primark ring, Mango shoes
El outfit de hoy es sencillo y poco pretencioso ante todo, que son dos adjetivos que no suelen encajar demasiado bien con mi vestuario, pero ¡qué demonios! De vez en cuando hay que relajarse y bajar la guardia un poco (digo yo).

Y al parecer últimamente esto va a ir de encadenar temas de posts anteriores, porque lo de hoy también proviene de unos meses de mi vida en los que me dio por ver películas de Frank Sinatra compulsivamente y enamorarme de él y de las que siempre acababan siendo novias de Gene Kelly o Bing Crosby (no sé porque a Frank siempre le tocaba quedarse con la amiga graciosa).

Actrices como Kathryn Grayson (cuya existencia desconocía hasta que vi Anchors Aweigh y me destrozó los tímpanos con esa voz de soprano que tenía), Kim Novak, Rita Hayworth, Deborah Kerr o Grace Kelly encarnan esa época dorada del Hollywood de los cincuenta en que las mujeres estaban más cerca de ser piezas de museo que seres humanos. Eran criaturas tan perfectas, porcelánicas y gráciles que daba miedo hasta tocarlas. Lástima que el papel de sus vidas, en general, nunca fuera mucho más allá de mirar por la ventana con cara de cabeza hueca y esperar a que llegara el Burt Lancaster de turno.


De izquierda a derecha, Kathryn Grayson, Gene Kelly, Frank Sinatra y Pamela Britton en una escena de la película
Anchors Aweigh (1945). Fuente/ Source: doctormacro
In love with that dress.  Anchors Aweigh (1945). Fuente/ Source: imdb
Póster de Anchors Aweigh (1945). Fuente/ Source: site
De izquierda a derecha, Rita Hayworth, Frank Sinatra y Kim Novak en una sesión fotográfica promocional para
la sublime Pal Joey (1957). Fuente/ Source: doctormacro
Póster de It Happened in Brooklyn (1947). Fuente/ Source: blog
Deborah Kerr y Burt Lancaster en From Here to Eternity (1953). Fuente/ Source: blog
El gran misterio de la era dorada de Hollywood, Montgomery Clift, y Donna Reed en
From Here to Eternity (1953). Fuente/ Source: blog
Póster de From Here to Eternity (1953). Fuente/ Source: site
De izquierda a derecha, Grace Kelly, Bing Crosby, Frank Sinatra y Celeste Holm en High Society (1956).
Fuente/ Source: site
Póster de High Society (1956), una película que tiene todo lo que
una pueda pedirle a una película y más. Fuente/ Source: site

Personalmente y des de un punto de vista estrictamente estético, echo de menos un poco de culto al glamour entre las estrellas del celuloide. Honestamente, no me despierta el mismo respeto ni la misma admiración alguien que tiene que vivir siendo Rita Hayworth que alguien que puede ponerse Converse con vestidos y salirse con la suya (lo siento, Kristen Stewart, cuando tenías 13 años aún, pero ya no). Si Fred Astaire levantara la cabeza...

La falda es la pieza más contundente del look de hoy y la que da casi todo el sabor años cincuenta. Formaba parte de una de esas colecciones que a Mango tanto le gusta llamar limited edition, y a pesar de la forma pomposa tiene estos pliegues arrugados que la hacen parecer menos clasicorra. El collar es una preciosidad y poco más puedo decir. Es uno de esos complementos que siempre consigue arreglarte un conjunto soso y que funciona con enfoques estéticos muy diferentes, como espero enseñaros más pronto que tarde. Y el clutch es sobrio y atemporal, como los cincuenta, Frank Sinatra y todas esas cosas que nunca dejan de gustarte por más tiempo que pase.

Feliz jueves y recordad; ¡dejad que vuestro estilo hable por vosotros!

Image and video hosting by TinyPic