23/9/13

That '60s vs '70s show!


Inspiration:

"Transition from the 1960s to the 1970s, 1960s vs. 1970s, psychedelic prints everywhere, interior designers from the 1970s, who were the hippies that went to college after Altamont and took as much acid as possible, hoping that the second summer of love would break out any time soon; teenage fashion magazines from the 1970s so full of colours that they make your eyes sting, sunglasses that say "Is this the train that will take me to 1971?", Farrah Fawcett, Charlie's Angels, Sly and the Family Stone, That '70s Show!"




Earrings made by me, Mango sunnies, Zara blouse, Mango bracelet, 
Mango pants, Zara trench jacket, vintage boots

Para la entrada de hoy y para celebrar el equinoccio autumnal de ayer, me apetecía mucho algo cómodo, suelto, redondeado y con sentido del humor, es decir, ¡años setenta ya, por favor!

Sin duda, y sobretodo por lo que respecta a la moda, los setenta son una de mis décadas favoritas, especialmente porque creo que está sorprendentemente infravalorada y reducida a unos cuantos años de ropa carnavalesca que la gente saca para disfrazarse de vez en cuando y recordar con ironía lo ridículo que era todo lo que se ponían entonces. Digamos que son como la hermana fea de la estilosa, energética y súper mitificada década de los sesenta. 

Lo cierto es que los primeros años de los setenta son una versión mucho menos orgánica y más plastificada de la moda hippie, que era asombrosamente espontánea y armoniosa con la flora y la fauna del mundo. Des de mi punto de vista, la moda en los setenta se humaniza, es más urbana, más cómoda y también muy natural teniendo en cuenta lo estrambótica, histriónica y visualmente inquietante y abrumadora que era (a diferencia de ahora, época en que lo estrambótico se convierte en antinatural, incómodo e inaccesible (véase Lady Gaga). 

Este conjunto es la personificación del tira y afloja entre los sesenta y los setenta; las gafas claramente dicen "Hola, ¿es esta la parada que me lleva a 1971?" y los pantalones de campana y los botines hablan por sí mismos. Por otra parte, la blusa y la chaqueta tienen un corte suficientemente elegante, unas formas ordenadas y una coherencia cromática que se inclina más a la inocencia de los sesenta. Pero bueno, esta más que claro que los excesivos años 70 han ganado la batalla de hoy.

Que os sea leve el lunes y recordad; ¡dejad que vuestro estilo hable por vosotros!


Image and video hosting by TinyPic